¿Por qué evitar el trigo? ¿Cómo?

¿Por qué cortar con el trigo? ¿Cómo?

TrigoEl trigo (harina de trigo) se encuentra en el pan, pasta, cereales, cuscús, fideos, galletas, pastelería, pizza y muchos productos alimenticios envasados. La harina de trigo es polvo blanco que ha sido molido. Por lo general comienzan con trigo (Triticum Aestivum) que ha sido modificado genéticamente (hibridado) durante muchos, muchos años para satisfacer las demandas de los panaderos comerciales para la elasticidad y la vida útil. La molienda y el procesamiento eliminan la mayoría, si no todos, de los nutrientes, como el zinc y las vitaminas del grupo B. Los llamados «granos enteros» son a menudo un truco de marketing, ya que los nutrientes en «granos enteros» generalmente se eliminan al molerlo y procesarlo. Algunos procesadores añaden vitaminas y minerales sintéticos al grano procesado, pero ¿qué nos dice esto sobre el procesamiento? Algunos panes oscuros en los supermercados se hornean con colorante de caramelo o melaza para que tengan aspecto saludable.

Muchas personas comen trigo en cada comida, con cereales en el desayuno, pan en el almuerzo y pasta en la cena.

No es cuestión de «gluten-free»

El trigo contiene no sólo gluten, sino también gliadina y otras proteínas, que pueden ser crónicamente inflamatorias para el sistema digestivo. La moda actual «sin gluten» pasa por alto este hecho. La moda actual de los productos «sin gluten» generalmente sustituye el arroz refinado, la patata o la harina de maíz por harina de trigo. Estas otras harinas refinadas pueden inflamar la digestión tanto como el trigo. El trigo sarraceno es un sustituto saludable para muchas personas. El centeno y la cebada también contienen gluten, pero pueden ser más fáciles de digerir, si están bien fermentados o procesados suavemente.

Desprovisto de nutrientes, el trigo procesado también puede aumentar el azúcar en la sangre (glucosa) tan rápidamente como el azúcar de mesa o el refresco. Esto hace que la sangre y los tejidos sean ligeramente ácidos y tiende a agotarte de nutrientes, como magnesio y vitaminas C y B. De hecho, el trigo contiene un tipo muy inusual de carbohidratos (no se encuentran en otros alimentos) amilopectina-A, que puede aumentar su azúcar en la sangre más que el azúcar de mesa puro, según estudios.

 

pasta with meatAglutinina del gérmen de trigo

La aglutinina de germen de trigo es una proteína que se encuentra en el trigo y es inflamatoria e interrumpe el sistema inmunitario. No es lo mismo que el gluten. La aglutinina de gérmenes de trigo puede provocar una respuesta inflamatoria en las células intestinales. También puede perturbar la barrera inmune natural en el intestino. Esto puede hacer que el intestino sea más permeable a las cosas que no pertenecen a tu sangre. Muchas personas tienen un sistema digestivo inflado por el trigo incluso sin un diagnóstico formal. Una vez más, esto es independiente del problema del gluten. Tanto el gluten como la aglutinina de germen de trigo se encuentran en el trigo, pero puedes tener problemas con la aglutinina de germen de trigo, incluso si no tienes reacción a un desafío de eliminación de gluten. Simplemente abstenerse del trigo puede reducir o eliminar esta inflamación digestiva. Pruébalo durante una semana y mira cómo te sientes.

Otra razón para cortar el trigo de lo que comes es que puede reducir el flujo sanguíneo al cerebro.

El Dr. Peter D’Adamo ND, en su libro “Eat Right 4 Your Type«, aconseja evitar el trigo, particularmente si tienes el tipo de sangre O. Su consejo es saltarse el pan, los sándwiches, la pasta y todo lo que contiene trigo. Sustituye con verduras, frutas y avena.

 

Ácido fítico

Los granos y las legumbres contienen ácido fítico, que puede interferir con la digestión y la absorción de minerales en algunas personas. El procesamiento y la cocción pueden o no eliminar estos antinutrientes. Algunas personas son más sensibles al ácido fítico que otras. El trigo sarraceno, el mijo, la avena y la quinoa pueden ser sustitutos prácticos del trigo para algunas personas. Otros ganan salud eliminando todos los granos.

Usted puede ser adicto al trigo, según el Dr. David Perlmutter MD en su libro,«Cerebro de grano». Además, el trigo puede provocar sobrepeso y enfermedad, según el Dr. William Davis en su libro,«Vientre de trigo». Srgún Dr. Davis, si cortas trigo, puedes ganar en salud y perder tu gran barriga. En lugar de tostadas, pan, o un cruasán para desayunar, ¿por qué no probar la avena o gachas de trigo sarraceno ? En lugar de un sándwich para el almuerzo, ¿por qué no tratar de beber más agua antes de la comida, y luego comer una ensalada de verduras, proteína (carne, pescado, pollo, pavo, quinoa, o tofu), y nueces o semillas? Todas las recetas de este sitio están libres de trigo.

Nota bene. Cuidado con los horrores de los alimentos sin gluten y de las doscientas razones clínicamente confirmadas para no comer trigo. El trigo puede dañar tu salud. Trata de cortar trigo durante una semana, y ver cómo se siente. No tienes nada que perder probando esto.

Haz tu propia investigación.

Los críticos de esta idea dicen que la gente ha estado comiendo trigo desde el comienzo de la agricultura hace casi diez mil años. Además, afirman que no hay evidencia clínica de que el consumo de  trigo provoque sobrepeso ni que acabe con minerales y vitaminas. Por otro lado, GreenMedInfo reporta doscientas razones clínicamente confirmadas para no comer trigo. Haz tu propia investigación, y luego decide por ti mismo.

 

 

Referencias

Davis MD, William,«Wheat Belly»,Rodale, 2011
Perlmutter MD, David,«Grain Brain»,Little Brown, 2013
Osborne MD, Peter, «Sin grano. Sin dolor.«, Atria, 2016
Gundry MD, Dr. Steven,«The Plant Paradodox: The Hidden Dangers in «Healthy» Foods That Cause Disease and Weight Gain, Harper Wave, 2017

GreenMedInfo sobre trigo

Vander Heiden M, Cantley C, Thompson B.,«Entender el efecto Warburg: Los requisitos metabólicos de la proliferación celular», Science. 2009;324(5930):1029-1033.

« Efectos antinutritivos de la aglutinina de germen de trigo y otras lectinas específicas de N-acetilglucosamina»,The British Journal of Nutrition 1993 Jul;70(1):313-21. PMID: 8399111

Print Friendly, PDF & Email
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x